20 C
Arequipa
lunes, diciembre 5, 2022
spot_img

¿Casualidad o advertencia mundial?

Por: María Marín

A menudo escuchamos noticias de terremotos, incendios forestales y huracanes que en un “abrir y cerrar de ojos” arrebatan vidas y comunidades. Pero el sismo que recientemente sacudió a la Ciudad de México, al mismo tiempo que Puerto Rico enfrentaba la furia del huracán Fiona, trajo algo inesperado.

Y es que, la capital azteca tembló el pasado 19 de septiembre, coincidiendo con otros años donde en la misma fecha han ocurrido terremotos mortales. Mientras, Fiona se ensañó con la Isla caribeña a dos días de cumplir cinco años de pasar el monstruoso huracán María.

Unos piensan que esas similitudes son puras casualidades, mientras otros las ven como una advertencia más del planeta tierra, furioso por tanto maltrato y cansado de pedir misericordia. Algo que la ciencia respalda, pues tantos desastres naturales tienen que ver con el calentamiento global.

Y se sabe que estamos metidos en tremendo problema con la naturaleza, sin embargo, muchos no se han creído la urgencia que tiene dejar de cometer millones de acciones que arruinan al planeta diariamente. Si reconoces que eres uno de ellos, comienza por cambios tan sencillos como los siguientes:

No arrojes aceite por el fregadero: Por cada litro de aceite que baja por la tubería, estás haciendo que mil litros de agua se contaminen. El aceite vertido también afecta los drenajes, provocando inundaciones. Lo ideal sería reciclarlo o echarlo en un recipiente con tapa y ponerlo en la basura.

Desenchufa lo que no usas: Un cargador que esté enchufado gasta energía aún cuando no esté conectado al celular. Desenchufa cualquier aparato eléctrico que no uses. Y si no te acuerdas de apagar las luces cuando sales de una habitación, coloca un sensor que haga apagar la luz cuando no detecte personas en el lugar. Desenchufando y apagando bombillos no sólo ayudarás al planeta, sino que ahorrarás dinero.

Como todo en la vida, la única manera de lograr grandes cambios es comenzar por pequeñas acciones. Yo llevo años tomando medidas pro ambiente, sin embargo “la casualidad” o “la alerta” que vimos entre México y Puerto Rico, me hizo reflexionar y buscar otras maneras para añadir más “granitos de arena” en la lucha más grande que tenemos como humanidad. ¡Únete ya a curar nuestro planeta!

Artículo anteriorLa imagen del Perú en la ONU
Artículo siguienteError municipal

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
- Advertisement -spot_img

MIRA NUESTRA NOTICIAS